Junto a la Naturaleza

Brother es una de las compañías del sector informático y ofimático más comprometida con el respeto al medio ambiente al ser conscientes de la importancia que este aspecto tiene en el desarrollo sostenible de la sociedad actual.

Coherentes con nuestra responsabilidad social, desde Brother corporación se han establecido una serie de directrices, denominadas las 5R’s , dirigidas a concienciar tanto a las filiales que conforman la compañía como a cada uno de nuestros empleados y clientes, en la sostenibilidad medioambiental.

  • Rechazar: o evitar la compra de materiales que contaminen el medio ambiente.
  • Reducir: el material de desecho.
  • Reutilizar: el material de desecho siempre que sea posible.
  • Reformar: o reutilizar el material de forma diferente.
  • Reciclar: o reutilizar los residuos como materia de fabricación.

Gracias a esta actitud adoptada por Brother, todas nuestras fábricas japonesas y ocho de las fábricas que tenemos instaladas en otros países han obtenido el certificado ISO 14001, el estándar internacional en los sistemas de gestión medioambiental.

Certificación TCO-99

Además, estamos muy orgullosos de ser el primer fabricante mundial en haber conseguido la certificación TCO99 para una impresora láser. Esta certificación internacional se otorga sólo tras un minucioso estudio de los productos, y garantiza el respeto absoluto al medio ambiente.

Hoy en día, Brother tiene implementado el proceso TCO99 en el desarrollo de todos los nuevos productos que lanza al mercado.

La preocupación por el medio ambiente es la piedra angular de todas nuestras operaciones. La seguridad y el impacto medioambiental son consideraciones fundamentales en todo el ciclo de vida de un producto, desde el diseño, el desarrollo, la fabricación, el uso y la eliminación, hasta la reutilización y el reciclado.

Nuestros objetivos medioambientales se resumen en:

  • Promover las reducciones de CO2 como un esfuerzo para prevenir el calentamiento global.
  • Mejorar la eficiencia en la fabricación con el fin de reducir el consumo de energía y desechos de material en la fabricación.
  • Fortalecer los sistemas de cumplimiento de las normas ambientales en todo el mundo.
  • Fortalecer el desarrollo de productos respetuosos con el medio ambiente, especialmente en términos de reducción del consumo de energía.
  • Evitar los riesgos comerciales relacionados con el medio ambiente.